vinos-espumosos

 

Los vinos espumosos son vinos comunes a excepción de que, el gas que se produce de forma habitual durante la fermentación, queda permanente, creando esa textura tan reconocida.

Los vinos espumosos siguen un proceso individualizado respecto al resto, ese proceso consiste en someter el vino, ya embotellado, a una segunda fermentación con el fin de producir el gas carbónico. Este método es el que utilizan espumosos como el champagne, el cava y otros vinos espumosos.

 

¿Porque gustan tanto los vinos espumosos?

Los vinos espumosos siempre han estado asociados y vinculados a celebraciones y a eventos festivos, en los que la diversión y la alegría son los protagonistas. Es extraño no ver un vino espumoso en el final de una celebración o de acompañamiento en el postre.

Sin embargo, uno de los errores de este tipo de costumbres es que el vino espumoso queda apartado al final de la celebración en los postres. En cambio, el vino espumoso es el perfecto acompañamiento tanto para el principio como para toda la comida de la celebración. Por lo tanto, es una costumbre no del todo acertada, ya que este tipo de vinos es conveniente disfrutarlos de principio a fin, acompañado todo tipo de platos.

La temperatura es un factor clave para aprovechar al máximo las propiedades y características de cada vino, dependiendo de su complejidad y crianza se deben servir a más o menos temperatura. En el caso de los vinos espumosos más jóvenes, se sirven a temperaturas más frías, rondando los 6-7 grados, mientras que los más complejos a temperaturas sobre los 9-10 grados. Esto es esencial para poder apreciar todos los matices que se han ido desarrollando durante la crianza, y poder sacar el mayor provecho a su sabor. 

Todo un atractivo para disfrutarlo no solo en eventos y actos festivos, sino también en momentos cotidianos del día a día.

 

¿Quieres probar un vino espumoso de gran calidad?

En el mercado encontramos vinos espumosos de muchas regiones del Mundo, algunos de ellos son los conocidos como Sekt que se elaboran principalmente en Alemania.

Con la incorporación de la bodega Gut-Hermannsberg a nuestra tienda realizaremos una cata con los mejores vinos de esta prestigiosa bodega. Entre ellos podrás catar la esencia de una de las variedades de uva blanca más codiciadas, la Riesling. También cataremos 8 vinos entre los diferentes estilos y viñedos que elaboran, y por supuesto, un espumoso Sekt.

Se trata de un vino espumoso que aporta finura y frescura junto con una textura de cremosidad y notas minerales. Sus recuerdos a aromas de cítricos, manzanas y frutas exóticas como la papaya y el mango lo hacen más que apetecible.

Para reservas, entra en nuestras redes sociales y conoce todos los detalles.